lunes, 14 de mayo de 2012

Información que debes tener....

Sabías que hasta el año de 1906 se empleo por primera vez a nivel médico la palabra "Alergia" ??



No es que antes no hubiera alérgicos, que hasta Hipócrates dejo constancia de que en la antigua Grecia, también había ciertas reacciones anormales con la comida.
Muchos siglos después, en la actualidad, científicos y médicos investigan en este campo, en un esfuerzo por comprender la causa de que determinados alimentos provoquen una reacción adversa en algunos cuerpos.
Estas reacciones adversas, también llamadas alergias o intolerancias alimentarias, pueden caracterizarse por síntomas parecidos, que no iguales, producidos por muy diferentes causas.
Las alergias son reacciones de tipo inmune a ciertas sustancias, mientras que las intolerancias se producen cuando un individuo no tiene los enzimas necesarios para digerir una sustancia determinada.
Las alergias e intolerancias de origen alimentario han sufrido un notable incremento desde los últimos 25 años. Debido en parte a factores genéticos y ambientales. Otras de las circunstancias que parecen influir en el aumento de este tipo de patologías han sido la introducción de alimentos “transgénicos” en nuestra dieta.
Hace poco conocimos que el 25% de la población mundial tiene alergia a algún alimento, pero ¿sabemos realmente que son las alergias e intolerancias alimentarias?

Afortunadamente, la mayoría de las reacciones alérgicas a estos alimentos son relativamente leves, pero las hay que no lo son y pueden ser mortales para quien las padece.
Estas reacciones alérgicas se las conoce como anafilaxis o “shock anafilácticos“. Son inmediatas desde la exposición a la sustancia extraña y como tal requiere tratamiento médico inmediato. Los frutos secos son uno de los alimentos que más “shock anafilácticos” producen y quien los sufre puede morir de una parada cardiaca, a no ser que se le administre inmediatamente adrenalina, para abrirle las vías respiratorias.
Si bien es cierto que la intolerancia alimentaria puede tener unos síntomas similares a los de una alergia (náuseas, diarrea, dolor abdominal, etc.), en este tipo de “alergia” el sistema inmunológico no interviene en las reacciones que se producen de la misma manera.



1 comentario:

  1. Qué interesante artículo. Un saludo.

    www.cocinaamiga.com

    ResponderEliminar